Lobos Piedra | Historia
322
page-template-default,page,page-id-322,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,
title

Historia

   

Una larga trayectoria

La historia comienza hace más de 30 años, cuando Guido Lobos Navea  comienza a investigar una nueva piedra de origen volcánico, para su uso en la construcción, este mineral es muy abundante y se encuentra en grandes mantos de toba Liparita, Piedra pómez, Pumice y Pumicita en la precordillera y Cordillera de los Andes a través de todo Chile.

Inicialmente esta materia prima era cortada y canteada para construcción en bloques y ladrillos. Este proyecto inicial se dio a conocer a la Universidad de Atacama, al Ministerio de la Vivienda y Urbanismo de la Tercera Región en el año 1977, en el mismo año fue presentado al Minviu en Santiago y se presento el estudio a la Comisión Nacional Científica, Conicyt, despertando gran interés entre los ingenieros y técnicos especialistas de la época y generándose algunas publicaciones en medios de prensa nacional.

Con el tiempo el proyecto evoluciona y se transforma en un hormigón liviano cuyo material constituyente se protege bajo patente de invención.

En la actualidad el denominado Hormigón de Liparita, ha logrado su madurez técnica certificada , siendo utilizado como elemento conformante de lo que que es la Casa Industrializada que se encuentra ya disponible en el mercado en lo que vendrá a convertirse en la construcción habitacional del futuro, viniendo a reemplazar las casas prefabricadas de material ligero, por una casa final de característica sólida.

 

Una historia de experiencia

Proyecto Inicial de casa prefabricada de Liparita

En la actualidad aún se encuentra levantada en la Universidad de Atacama, la casa que formaba parte del Proyecto Inicial.

Yacimientos

No existe material que se encuentre en mayor cantidad disponible en Chile, por lo que es una fuente inagotable de recursos para fabricación de materiales de construcción y casas.

textura

Textura inicial del hormigón de Liparita

Por su naturaleza los paneles conformantes de la casa industrializada tienen un particular acabado, conformando atractivas paredes.